+34 651 820 419 marketing@redesmk.com horario redes 09:00h. - 19:00h.

Aunque  dejar que un amigo o familiar te haga tu página web de empresa pueda parecerte una idea genial, en realidad es una de las peores ocurrencias que puedas tener y te voy a decir por qué.

¿No pagar dinero por un trabajo o servicio  significa ahorrar dinero?

Lo cierto es que no. Más bien todo lo contrario. Si bien es cierto en principio que muy posiblemente no pagues (o abones muy poco) por los servicios realizados por un aficionado la cruda realidad es que al final tu website corporativo se va a resentir. Y mucho.

Hace apenas unas semanas estuve hablando con dos conocidos (por separado) que tenían un concepto completamente opuesto de la importancia que tienen la seriedad y la profesionalidad.

El primero de ellos (más joven y con muy poca experiencia emprendedora) me comentaba que hoy en día  no tenía mucho sentido pagar por una página web debido a que cualquiera podía diseñar y/o desarrollar una. De hecho, afirmaba rotundamente que el había creado la suya propia y la de otros.

Lo cierto es que me quedé bastante  sorprendido. A cuadros, si me permites la expresión. Además de al marketing y al copywriting también me he dedicado al desarrollo profesional de páginas web y no entendía como esta persona podía hablar de forma tan libre y gratuita.  Conforme la conversación avanzaba empecé a entender sus argumentos, él no estaba hablando de una página web profesional hecha con un CMS profesional como WordPress.org sino de un asistente de creación de páginas web como es WordPress.com, Blogger, o cualquiera de los numerosos que existen en la nube.

Esto puede servirte para crear tu sitio web personal como mucho. Y, dependiendo de lo que busques y lo lejos que quieras llegar, ni siquiera eso. Esto es lo malo de dejar que un amigo o familiar te haga tu página web, que nunca va a aconsejarte como lo haría un profesional ni va a tener el mismo nivel de conocimiento que el que te pueda dar un experto porque él no lo es.

Desde luego, cualquier chaval a día de hoy es capaz de “colgar” algo parecido a una web, pero eso no significa que dicho chaval, simplemente porque haya nacido en la era de internet, sepa de fotografía, de diseño gráfico/publicitario, de marketing para lanzar los mensajes apropiados, de posicionamiento web, de usabilidad, de cumplimento de las leyes de política de cookies, y LOPD, … y lo más probable es que acabes teniendo una tarjeta en internet que confunda a tu posible cliente, si es que consigue encontrarte, que no cumpla con los estándares de cara a estar posicionado, o que no se ajuste a las leyes, pudiéndote ocasionar no pocos problemas con la administración…  Lo barato, sale caro, ya nos lo decían los mayores.

Otras desventajas importantes con las que te vas a encontrar si decides contratar los servicios de un aficionado:

  • Irregularidad: Si tu página web no es una fuente de ingresos importante para él, es lógico pensar que quien te la desarrolle va a anteponer primero todo aquello que le permita obtener un beneficio económico.
  • Inexperiencia: Dedicarse a cualquier oficio de manera profesional te permite adquirir experiencia. No solo te ayuda a hacer webs de mayor calidad. Dicha experiencia es indispensable para ayudar a las empresas a acercarse a su público objetivo y no puede adquirirse de un día para otro ni dedicando algunas horas a la semana, es algo que se aprende tras muchas horas esfuerzo, estudio y dedicación. Y quién te diga lo contrario, o bien no sabe de lo que está hablando o miente.
  • Falta de seriedad: Cuando no se cobra o se pide muy poco por un trabajo, es muy sencillo convencerse a uno mismo de que que este puede esperar. El problema principal aquí es que la persona que ha confiado en la seriedad de esa persona cuenta con que ésta va a cumplir los plazos dados y actúa en consecuencia. Por ello es muy fácil que quedes mal con tus clientes si al final tú página no está publicada y completamente operativa en la fecha que les has facilitado.

La otra persona con la que hablé, tiene un concepto completamente diferente de lo que es una página web corporativa y del tiempo y el dinero que se necesita invertir para conseguir tener una imagen de marca adecuada, que te permita llegar a tus clientes.  Y más importante aún, tiene muy claro que el objetivo principal de un negocio no sólo es INFORMAR, sino VENDER.

Cuando me expuso los motivos por los que no estaba dispuesto a contratar los servicios de aficionado no pude estar más de acuerdo. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Seriedad: Al depender su medio de vida de la imagen que proyecte sobre sus clientes, va a buscar que quedes contento con su forma de trabajar y gestionar la inversión de dinero que has hecho en sus conocimientos profesionales. Sus motivaciones son muy sencillas: Si quedas satisfecho con su trabajo no sólo vas a volver a llamarlo cuando lo necesites. Además vas a recomendarle a otros sus servicios, aumentando su fama y prestigio profesional.
  • Legalidad: Esto es algo que no suele tenerse en cuenta hasta que pasa. Y entonces vienen las lamentaciones. Un aficionado no puede estar nunca en disposición de facturar directamente a tu empresa por los servicios prestados. Y eso puede llegar a ser un gran problema. En cambio, un profesional con todos los papeles en regla va a poder hacerlo sin ningún tipo de complicación. No le pidas garantías a un amateur.
  • Resolución de problemas rápida y eficiente: Una persona acostumbrada a enfrentarse a todo tipo de complicaciones en el transcurso de su profesión sabe que los inconvenientes han de salir antes o después, por lo que siempre está preparado para su solución. En cambio, un aficionado espera que todo funcione a la primera por lo que cualquier problema que le surja le va a venir muuuuy grande.

En resumen, ¿debes dejar que un amigo o familiar te haga tu página web?

Resulta obvio que la respuesta a esta pregunta es un NO rotundo.

La única supuesta ventaja, el ahorro económico, en realidad no lo es tanto, ya que es preferible no tener ninguna presencia en internet que tener una presencia inadecuada.

Al final, vas a descubrir que la cantidad de horas invertidas en resolver los problemas derivados de la falta de profesionalidad y seriedad de un amateur, una vez traducidos en cierta cantidad de dinero por hora, superan en mucho a lo que hayas podido escatimar en un principio.

Si a todo esto sumas lo expuesto anteriormente, vas a darte cuenta de lo económico y liberador que resulta contratar los servicios de una empresa profesional. Como la nuestra.  Si ya tienes una web pero no funciona como te gustaría o no sabes si cumple con determinados estándares, puedes solicitarnos un ANÁLISIS GRATUITO, para ello no tienes más que contactarnos a través del formulario, o llamarnos al +34 651 820 419.

Con mas de 20 años de experiencia desarrollando websites corporativas, no sólo podemos ofrecerte un gran abanico de posibilidades a la hora de crear tu web, también podemos garantizarte una seguridad y tranquilidad como solo una empresa que vive por y para sus clientes puede hacer.

Cuéntanos qué te preocupa,... podemos ayudarte.

10 + 12 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies